marca registrada

Marca registrada es aquella cuya titularidad es otorgada a una persona jurídica o física que ofrece determinados productos o servicios. Más allá de tratarse simplemente de un enunciado publicitario, un nombre o un logotipo, representa un factor determinante en el correcto desarrollo de un negocio y su proceso comercial. 

El trabajo de un Brand Manager es constante y no para pues ha de trabajar principalmente en la creación y/o mantenimiento del valor de la marca asegurándose, por ejemplo, de trabajar con una marca que ha sido registrada que brinde protección y cumpla con los derechos que legalmente le corresponden. 

Índice:

  1. Las marcas registradas mejoran su comunicación.
  2. Fomenta la fidelización de clientes.
  3. La marca es un activo.
  4. Aumenta su reputación.
  5. Se obtiene el derecho de exclusividad.
  6. Conclusión.

Cuando se habla de registrar una marca, en líneas generales se refiere a llevar a cabo una serie de trámites ante entes gubernamentales que, regulan los derechos que el registrante mantiene ante el mercado y ante su público.

En nuestro caso, es la Oficina Española de Patentes y Marcas la encargada de la gestión de registro y los trámites pertinentes en los que se hace constar de su existencia, actividad y titularidad.

Lo cierto es que, no solo se trata de obtener un documento que avale o regule las actividades de una empresa, una marca registrada obtiene un significativo valor ante sus usuarios, sus competidores y el mercado en general, básicamente porque certifica su identidad, su legalidad e independencia.

Ahora bien, existen algunas ventajas y beneficios dentro del registro de una marca que, seguramente no conoces y que, por lo general, no suelen formar parte de la información suministrada por los entes reguladores. 

1. Una marca registrada mejora su comunicación

Desde el momento en el que, se llevan a cabo los trámites de registro de sociedades y marcas, automáticamente la denominación adquiere un valor esencial, lo que permite exponer los productos y servicios con un mayor índice de impacto a sus consumidores, añadiendo una capa extra de credibilidad y reputación.

2. Fomenta la fidelización de clientes 

Es habitual que, cuando un consumidor descubre o prueba los productos y servicios de una marca, decida adquirirlos de nuevo y cuando se trata de una empresa que se encuentra avalada por su registro, su capacidad de decisión o interés de compra aumenta de manera significativa ante cualquier otra alternativa.

3. La marca es un activo 

Una marca registrada cuenta con un propietario, el cual se encuentra capacitado para tomar decisiones sobre su empresa de manera legal. Es decir, puede venderla, alquilarla, franquiciarla e incluso, asociarse deliberadamente con otras empresas como parte de su proceso de comercialización, logran impulsar su valor monetario y permite realizar diversas transacciones financieras.

¿Sabías que existe una normativa ISO que regula la valoración de las marcas?

Wikipedia

4. Aumenta su reputación

Las marcas registradas, suelen ser más respetadas por sus consumidores que las que que no lo están. Por lo que, su reputación y credibilidad aumentan notoriamente ante el mercado y de igual manera ante sus consumidores. 

5. Se obtiene el derecho de exclusividad 

Uno de los puntos relevantes y quizás, de los más reconocidos del registro de una marca es la exclusividad que puede llegar a obtenerse tras la ejecución de los trámites de registro de la empresa. 

Esto quiere decir que, el titular puede ejercer acciones legales en contra de individuos o negocios que hagan uso de su nombre, eslogan, frases o acciones comunicacionales, es decir, obtiene el total y exclusivo derecho sobre el uso y gestión de su propiedad industrial.

Conclusión 

Más allá de cualquier tipo de beneficio que el registro de una marca puede brindar a su titular, se trata de una transacción importante y en mi opinión, obligatoria para cada negocio.

Sin embargo, es importante considerar que, cuando se trata de mantener la exclusividad y el derecho a tomar decisiones sobre una propiedad comercial, la mejor manera es disponer de un aval que demuestre la titularidad de la empresa y justamente esto es lo que aporta el registro de la marca.

Los registros de marcas forman parte de los principales mecanismos de exposición, productividad y reconocimiento de las empresas, básicamente porque garantizan el resguardo de los derechos esenciales de un negocio ante su público ya sea para su uso nacional o internacional, aunque ojo, son registros diferentes.

Lo cierto es que, si aún no has llevado a cabo el registro de tu marca, en mi opinión, es el momento ideal de hacerlo para que así puedas disponer de las ventajas y beneficios  que los organismos registradores pueden brindar con esta acción legal.

Rafa Moreno
Rafa Moreno
Como Brandchemist me dedico a la creación, planificación y gestión de marcas y soy MBA especializado en Marketing y Comunicación Publicitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.