Pa’habernos matao…

Me estoy mudando…
6 mayo, 2010
La importancia de una correcta Estrategia de Comunicación Corporativa
13 mayo, 2010

Hace breves fechas me he visto en una incómoda tesitura. Me explico:

Cuando se cierra la realización de una campaña de publicidad, se crean (entre otras cosas) unos mecanismos de control para realizar un seguimiento a los resultados de la misma. De ese modo, en todo momento conocemos como transcurre la campaña y si hay que corregir algún detalle en la misma para mejorar su rendimiento.

Existen multitud de soluciones para realizar este tipo de trabajo pero cuando un cliente dispone de unos recursos limitados lo que suele hacerse es confiar en su “buena voluntad” y crear un pequeño cuestionario para poder evaluar el resultado de la campaña. Así, se sabe quien viene por “boca-oído”, prensa, rádio, etc… Yo suelo fijar los lunes como una buena fecha para recibir los informes de las visitas de la semana anterior.

El caso es que si un cliente no quiere enviarte los informes, no te los envía y punto, las cosas son así y como el simple acto de reclamar ese informe es percibido por el mismo como un acto de desconfianza hacia su profesionalidad, yo (dado este caso) utilizo una de mis principales premisas cuando la cosa se pone “fea”. “¿Discutes o facturas?”.

Sé que puede parecer poco profesional pero las cosas son así, una cosa es cómo funcionan las grandes agencias y otra es como funcionamos la miríada de agencias pequeñas que existimos por el mundo, donde cada cliente es un verdadero tesoro que genera más trabajo que cualquier cuenta grande y muchísimo menos beneficio. Pero ojo, que no me estoy quejando, realizo mi trabajo como mejor puedo en cada circunstancia y en mayor o menor medida, uno es un profesional reconocido por sus clientes.

El caso es que el pasado viernes me llamó uno de estos clientes que no envía el informe alegando que la campaña no estaba dando los resultados esperados y conocedor de que no he recibido ninguno de los informes de resultado le pregunté “¿puedes decirme cuantas personas llegaron a tu oficina la semana pasada por prensa?”. Hizo mutis por el foro y me invitó a pausar la campaña hasta septiembre.

Empiezo a pensar que soy yo quien tiene un problema y no el cliente, pues me consta que la campaña ha dado mejores resultados de los que alega por la sencilla razón de así me lo ha confesado la persona que atiende a los clientes en esa empresa.

Ahora podríamos hablar de la situación económica, de lo bonito que es el sol en mayo o de lo bién que canta Carmen de Mairena pero lo importante es saber dónde ha aprendido el cliente a realizar una buen análisis y una mejor planificación de medios, por no hablar de lo mucho que “todo el mundo sabe de publicidad”.

Si te ha sucedido lo mismo y quieres contarme tu caso, déjame un comentario para así poder intercambiar opiniones y quién sabe, a lo mejor hasta soluciones.

Rafa Moreno
Rafa Moreno
Como Brandchemist me dedico a la creación, planificación y gestión de marcas y soy MBA especializado en Marketing y Comunicación Publicitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.