Mapfre no tiene a Carolina, tiene un tesoro

Una marca en un negocio
12 abril, 2011
Aerogeneradores Publicitarios, un sistema publicitario que no atenta contra el planeta.
1 noviembre, 2011

Cuando alguien nos recomienda personalmente el sabor de un helado, que vayamos a ver una película o que probemos un producto concreto, nuestro cerebro lo decodifica como un aval de confianza y este aval va directamente ligado a la relación que poseemos con el avalista según su relación con la recomendación.

La recomendación personal es una potente herramienta de marketing que llevamos mucho tiempo utilizando en publicidad y que denominados anuncios o spots testimoniales.

Hay muchos ejemplos de testimoniales, pos ejemplo, todo anuncio donde sale un famoso o un señor vestido de médico (por ejemplo) es del tipo testimonial y se fundamentan en que la familiaridad que sentimos hacia el famoso, se convierta en el aval de confianza que necesita el Spot para potenciar su credibilidad.

Así podremos ver (entre otros) a Manolo Escobar (que ha padecido alguna dolencia cardíaca) recomendándonos el consumo de un yogurt que nos ayudará a reducir el colesterol en nuestro organismo.

El problema es que este tipo de aval cada vez es menos creído por lo que hay que buscar otras formas de hacer buenos testimoniales. En esta línea la compañía aseguradora Maphre está haciendo un gran trabajo.

Llevamos unos meses viendo por televisión una serie de Spots en los que podemos ver como una chica maravillosa llamada Carolina Vallejo (agente Mapfre) atiende con proactividad, mucha amabilidad, gran iniciativa, cariño y familiaridad a sus clientes. En mi opinión una excelente campaña de publicidad de Mapfre.

La estrategia de Mapfre está clara y consiste en inducirnos a pensar que cuando necesitemos algo de ellos, seremos atendidos por la Carolina de turno (magníficamente interpretada por cierto, por la actriz catalana Ivana Miño) en nuestro generalizado deseo de recibir la mejor atención posible.

El único requisito necesario para que este tipo de spots resulte efectivo, consiste en que consigamos creernos la propuesta de valor que aporta Carolina y esto ha de estar basado en que se ofrezca un buen producto (en este caso, servicio). Unas pequeñas dosis de humor hacen el resto en nuestro consumista y siempre deseoso de experiencias agradables cerebro.

A continuación, podemos ver algunos de los spots de Maphre donde se desarrolla esta estrategia:

  1. Agente Mapfre asesorando a su abuelo.
  2. Hijo como nuevo.

Registrado en Safe Creative

Rafa Moreno
Rafa Moreno
Como Brandchemist me dedico a la creación, planificación y gestión de marcas y soy MBA especializado en Marketing y Comunicación Publicitaria.

1 Comment

  1. Irene dice:

    Me gusta mucho Ivana Miño, ademas ahora la podemos ver cada tarde en la serie Bandolera de A3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *